Silencio interior

    Soñando o durmiendo acojo mi amuleto,
extensión etérea de la mente despierta,
       cuya esencia levanta los ojos
                                                al horizonte.

Cierra la ventana el alíseo,
          con fuerza,
                         con pasión…

Movimientos alternan mi perspectiva,
    avanzo sobre hojas perennes
         entre amapolas de tu corazón amante.

Fuerza y presiona la magia del verde
   –esperanza, horizonte, orilla, mar–
para conquistar una realidad alcanzable.

   Suspiro al aire.
Silencio frente a la luna.
          Pensamientos.
                              Almas.

Aparición de un duende nórdico
    en medio del incendio del verano
–apertura del conocimiento empírico y metafísico–,
frenesí donde estrellas danzan
         alrededor de tu melodiosa voz.

               Hallazgo.

                            Sorpresa.

                                           Felicidad.