Las sustancias fundamentales de la medicina china

Es curioso cómo el mundo occidental nos condiciona el conocimiento y nos hace creer en la existencia de una única verdad. Pues bien, con mis entradas sobre medicina china espero que todos los que paséis por aquí, podáis descubrir el pensamiento oriental de la medicina y sus aplicaciones (por si alguien quiere consultar un libro os recomiendo Medicina China. Una trama sin tejedor, de Ted J. Kaptchuk).

Mientras que la medicina que conocemos las sustancias fundamentales se relacionan con la química y la biología -o la anatomía y la fisiología-, en la medicina china los conceptos relacionados siempre con el Yin y el Yang y que es comprensible como un todo interconectado. Hoy hablaré de lo que la medicina china llama sustancias fundamentales: Qi, Sange, Jing, Shen y los Fluidos.

1. El Qi

El Qi es el concepto más complicado de definir puesto que según el pensamiento chino, todo el universo está compuesto y es definido por su Qi, que se encuentra en cualquier materia (orgánica o inorgánica). Se podría decir que es “materia a punto de convertirse en energía” o ” energía a punto de convertirse en materia“. El Qi sería como una especie de energía que lo puebla todo y cuyo fluir natural estaría asociado con la buena salud. Por tanto, cualquier desequilibrio del Qi sería el motivo de trastornos físicos o psicológicos.

El Qi del cuerpo o Qi Verdadero tiene tres orígenes:

  • El Qi Original, que se transmite de padres a hijos y que tiene que ver con la herencia genética que tenemos de nuestros ancestros.
  • El Qi del Grano, que se deriva de la digestión de los alimentos.
  • El Qi del Aire Natural, que se extrae del aire a través de la respiración.

El Qi tiene cinco funciones principales:

  • Es la fuente de todo movimiento en el cuerpo y acompaña a cualquier movimiento. Esto quiere decir que el Qi está presente en cualquier movimiento voluntario o involuntario; regula el proceso de crecimiento y desarrollo vital o las actividades mentales tales como pensar o soñar. El Qi se mueve armoniosamente por el cuerpo (asciende, desciende, entra y sale) para que el cuerpo esté en equilibrio.
  • Es el protector del cuerpo, pues impide la entrada de los agentes patógenos ambientales (lo que en medicina china se llama Influencias Perniciosas Externas).
  • Es la fuente de la transformación armoniosa en el cuerpo, dado que transforma todo lo que recibe el cuerpo en otras substancias. Por ejemplo, transforma el alimento en Sangre, sudor y orina.
  • Es el que gobierna la retención de substancias del cuerpo y de los órganos, de forma que evita la pérdida de nutrientes o de fluidos corporales.
  • Es el regulador de la temperatura corporal: el Qi calienta el cuerpo.

Las distintas funciones de Qi se llevan a cabo porque el Qi, a su vez, se divide el cinco tipos:

  • Cada Órgano tiene su propio Qi, que caracteriza su función (Qi de los Órganos). Por ejemplo, el Qi del Corazón distribuye los nutrientes a todas las partes del cuerpo, mientras que en los Pulmones es donde se encuentran el Qi de dentro del cuerpo con el de fuera.
  • El Qi de los Meridianos se refiere al Qi que circula por los diferentes canales que conectan todas las partes del cuerpo.
  • El Qi Nutriente es el asociado a la Sangre, el que se mueve a través de los Vasos Sanguíneos.
  • El Qi Protector es el responsable de impedir la entrada en el cuerpo de las Influencias Perniciosas Externas.
  • El Qi de Pecho es el que se encarga de regular tanto la respiración (Pulmones) como el pulso (Corazón), de forma que ambos sean armónicos.

Cuando el Qi no fluye en armonía, se generan desequilibrios que pueden provocar dos situaciones diferentes. Cuando hay insuficiencia de Qi, puede ocurrir que un órgano no pueda realizar su función, lo que provocará síntomas de enfermedad asociada a dicho órgano. Si el Qi está estancado significa que no fluye correctamente o que se mueve en la dirección incorrecta. Esto puede provocar molestias o dolores en el cuerpo.

2. Sangre

El concepto de Sangre en la medicina china no es exactamente igual que en la medicina occidental. En medicina china, la Sangre es una sustancia Yin que se encarga de circular, a través de los Vasos Sanguíneos y los Meridianos, para nutrir y mantener todo el organismo.
El origen de la Sangre está en la transformación de los alimentos. Y hay tres órganos principalmente relacionados con la Sangre:

  • El Bazo retiene la Sangre dentro de los Vasos.
  • El Hígado almacena la Sangre cuando el cuerpo necesita menos para su actividad.
  • El Corazón permite la circulación continua y armoniosa por el cuerpo.

Cuando la Sangre no fluye correctamente por el cuerpo, se pueden dar dos desarmonías. La insuficiencia de Sangre implica que la Sangre no llega correctamente a alguna parte del cuerpo, lo que puede provocar mareos, rostro pálido o piel seca. La Sangre Coagulada se produce cuando no fluye con facilidad y se ha obstruido. Esto puede provocar dolores agudos o inflación de órganos (con frecuencia el Hígado).

3. Jing

El Jing es la esencia, es la sustancia que está en toda vida orgánica y que es fuente del cambio. El Jing tiene dos orígenes principales: la Esencia Congénita que se hereda de los padres en el momento del nacimiento y la que se añade constantemente a través de la alimentación del cuerpo. El Jing es la base del desarrollo del organismo, desde el nacimiento hasta la muerte.
El Jing es una sustancia Yin, que ha de entenderse de forma conjunta con el Qi, puesto que son mutuamente dependientes. El Qi emerge del Jing, puesto que es la raíz de la vida, pero el Qi ayuda a transformar el alimento en Jing.

4. Shen

El Shen es la sustancia que únicamente se da en la vida humana, es el espíritu. “Si el Jing es la fuente de la vida, y el Qi la capacidad de activar y mover, el Shen es la vitalidad en la que se apoyan el Jing y el Qi en el cuerpo humano.” Es una sustancia fundamental del cuerpo humano que se transmite en el nacimiento de padres a hijos, pero que se alimenta después, durante la vida. Se considera una sustancia Yang por su capacidad de activar. Y junto con el Qi y el Jing se consideran los “tres tesoros”.

5. Los Fluidos

Los Fluidos son los líquidos corporales, distintos de la Sangre (sudor, saliva, jugos gástricos y orina) cuya función es la de humedecer y nutrir las diferentes partes del cuerpo. Los Fluidos son sustancias Yin que se obtienen de los alimentos ingeridas y que se regulan por el Qi de los diferentes órganos, especialmente por los Riñones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s