Citas para motivarte… de Khalil Gibran

“Por muy larga que sea la tormenta, el sol siempre vuelve a brillar entre las nubes.”

En la noche mientras tú duermes, intento enviarte fortaleza para que al despertar puedas volver a caminar. Para que recuerdes que por muy larga que sea la tormenta, por muy negras que se vean las nubes, todos los días sale el sol. No desesperes, resiste, que todo pasa y lo que ahora quiere bloquearte, dentro de poco se habrá convertido en motivo de superación, de una nueva experiencia que te permita decidir con mejor criterio cuál es tu futuro, tu presente, tu ahora. Olvida en la noche lo que te atrapa y déjalo ir, libre, para que por la mañana todo pueda volver a empezar, con energías renovadas.

“Cuando la tristeza funde a dos corazones, ni la gloria ni la felicidad será capaz de destruir esa unión.”

No puedo negar que siento tu pesar, tu impotencia y tu infelicidad. Porque en esta vida todo no depende de uno mismo cuando estamos inmersos en la rueda de la sociedad. Y tu voz me habla, me transmite tu pesar, aunque no lo quieras. Me condena a quererte, a enviarte mil abrazos a través del tiempo y la distancia, a querer hacer al viento mi mensajero. Porque hacia ti dirijo toda mi energía positiva para que la tristeza pueda irse, la sonrisa vuelva a tu rostro y tus palabras vuelvan a estar llenas de alegría.

“No progresas mejorando lo que ya está hecho, sino esforzándote por lograr lo que aún queda por hacer.”

Porque crecemos con la adversidad, por necesidad despertamos nuestros organismos de defensa, que a veces yacen dormidos en la rutina. Porque sé que tu yo luchador es muy grande y no te abandonará. Al contrario, sacará lo mejor de ti para que, a pesar de los inconvenientes, de los imprevistos que aún no conoces, llegues a buen puerto y consigas tus objetivos con esfuerzo, pero con reconocimiento.

“No busques al amigo para matar las horas, sino búscale con horas para vivir.”

El amigo no es aquel que te acompaña sólo en las grandes celebraciones, sino el que sabe estar esperando cuando tú ni siquiera seas capaz de pedir que te sostenga. Apóyate en aquellos que te quieren y que ahora están más cerca. Ojalá pudiera estar a tu lado y ser tu bastón para no dejarte caer… Y lo seré, en la distancia, en el silencio siempre estaré esperándote, para cuando lo necesites, para escuchar tus quejas, para sentir tus llantos o suspirar, juntos, hasta el momento en que todo acabe.

Coge mi mano y no dudes, agárrala fuerte y respira hondo. Porque la felicidad llegará cuando menos lo esperes…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s