Luchar por un sueño y vivir por él

mcqueen_believe_something

Luchar por un sueño y vivir por él… Porque cuando empecé este blog, me propuse ser feliz y conseguir que las personas que me rodean sean felices. Porque ser feliz es mucho más importante que otras muchas cosas que te da esta el mundo material y es más complicado de conseguir pues la felicidad verdadera no se compra. Porque en la vida hay que saber definir las prioridades para tener una vida equilibrada y plena.

Gracias a una sonrisa, a un abrazo y a una palabra de amigo, ayer y hoy sombran las palabras. Porque la empatía y el conocimiento de las personas hace que a veces exista una conexión tal que puedes hablar con el silencio.

Gracias Vero por tu sonrisa, por recordarme que soy vuestra energía para seguir aprendiendo aún en momentos de estrés. Que soy la calma que os permite avanzar con paso firme y conseguir el objetivo. Que soy vuestros oídos cuando otros no os escuchan y necesitáis que alguien os entienda. Que la vida es para vivirla.

Gracias Luis por tu abrazo amigo y tus palabras de ánimo. Por recordarme cuál es el valor añadido que importa. Ojalá me contagies tu valentía y consigo tomar determinación en aquello que deseo. Que esa fuerza interior que tenemos me ayude a ver el camino correcto para llegar a mi sueño.

Gracias Marta por reavivar las ganas de luchar por un sueño y no ceder ante las barreras que la vida y las personas ponen en el camino para seguir avanzando hacia él. Por contagiarme tus ganas de vivir.

Año de cambios, ya lo decía un buen amigo mío. Pues quizás ha llegado el momento de pensar en uno mismo y ser un poco egoísta. O no. Puede que simplemente haya que dejar que el corazón mande y que el amor fluya. Porque cada pequeño paso dado con amor es una alegría que se difunde. Y ayer tuve ocasión de vivirlo de vuelta a casa. No sé si fue la queja por la situación de descontento por la que ayer tuve que pasar. O la indignación expresada a un compañero con el que compartí taxi. O la mala cara -buena no podría ser- que tenía después de un día de prisas sin fin y sorpresas incomprensibles. piruletaEl taxista que ayer me llevó a casa decidió darme las buenas noches y regalarme una piruleta. Pues qué simple es la vida, que con un pequeño detalle que a muchas personas les parecería absurdo, puede arrancarse una sonrisa, aumentar el nivel de optimismo y volver a la ruta de la felicidad.

Un corazón que llenar, un camino que recorrer, un territorio que conquistar, un lugar donde descansar, un pequeño terreno que cultivar y recolectar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s