Besos, muchos besos por regalar

Tiempo primaveral, tarde de paseo. La gente se despierta del invierno y corre hacia el sol, que por fin empieza a dorar el rostro. Algunos a la playa, otros a simplemente disfrutar de la tarde en un banco, leyendo, o dejándose llevar por la ciudad, la montaña o donde quiera que sus pasos les lleven.

Y besos, muchos besos que encontrar en el día internacional del beso. Grandes, pequeños y el resto. Porque parece que el calor despierta en nosotros el deseo de besar, de querer. Y es que parece que la estación invernal congela a veces nuestros sentimientos con su temperatura. ¿Por qué? ¿Por qué somos tan tontos que desaprovechamos la oportunidad de querer y demostrarlo sea cual sea el momento?

No voy a detallar aquí los beneficios de un beso puesto que dejo un resumen para quien aún dude. Porque no importa si es un beso en la mejilla o un beso apasionado. Los besos más simples pueden ser los más sentidos pues un simple roce de unos labios puede provocar una sacudida de energía en quien lo recibe o quien lo da. Sólo quiero pensar un momento y recordar, porque los besos que más se recuerdan probablemente son, como muchos dicen, aquellos que no se han dado. Y mucho mejor dejar volar la imaginación, porque los más importantes serán sin duda aquellos que nos quedan por dar.

beneficios_beso

Hey, atiende, por qué 
has salido a la calle tú tan fresco. 
Y dime por qué 
te has tirado tres horas en el espejo 
pa ponerte guapo pa ligar, 
para ir a la calle y no piensas 
que eso ya da igual. 
Que ya no vas a impresionar, 
que lo bueno y lo que importa está en los besos. 

Y eso es lo que quiero, besos. 
Que todas las mañanas me despierten de esos, 
que sea por la tarde y siga habiendo besos. 
Y luego por la noche hoy me den más besos pa cenar. 

Y dime por qué 
tú hoy te echas mil cremas por el cuerpo, 
si no se te ven. 
Y se te han olvidado los sentimientos. 
Tienes que empezar por resolver. 
Tienes lo que queda dentro 
y no piensas casi en los demás, 
qué más dará si mal o bien. 
Mucho metrosexual y faltan besos. 

Y eso es lo que quiero, besos. 
Que todas las mañanas me despierten de esos, 
que sea por la tarde y siga habiendo besos. 
Y luego por la noche hoy me den más besos pa cenar (bis)

Y párate a ver, 
los que te quieren no miran eso. 
Sólo quieren ver ese guiño de ojos
sin complejos.

Besos, de El canto del loco

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s