La causa de la enfermedad en medicina china

La etiología es la ciencia que estudia la causa de las cosas. En este caso, me refiero a la causa de la enfermedad. En Medicina China todas las enfermedades tienen una causa final. Es decir, la enfermedad es el reflejo de un estado patológico determinado. En este sentido, la MTC establece cinco causas de la enfermedad:

1) Las seis energías perversas externas, las energías perversas específicas y las cinco energías perversas endógenas.
Básicamente estas causas hacen referencia a las energías perversas de viento, frío, fuego – calor, sequedad y humedad y a los agentes específicos de virus y microbios. El detalle de estas causas lo analizaré detalladamente en otro post.

2) Las causas psicoafectivas que se reflejan en las siete pasiones: alegría, reflexión, tristeza o inquietud, miedo o enloquecimiento y cólera. El detalle de estas causas también lo analizaré detalladamente en otro post.

3) La alimentación desequilibrada
La alimentación es un punto clave en medicina china puesto que la energía de los alimentos nutre a todo el organismo y favorece el sostenimiento del cielo anterior, es decir la energía y la esencia original que recibimos de nuestros padres. Es este sentido, una alimentación irregular provocará desequilibrios en el bazo y el estómago, tanto si la alimentación es escasa como si hay un exceso. La carencia alimenticia puede ser tanto cuantitativa como cualitativa y en ambos casos eso genera un debilitamiento de la energía vital. En el caso de sobrealimentación, el sistema digestivo necesitará un mayor esfuerzo para transformar y transportar los alimentos lo que provocará hinchazón abdominal, indigestión e incluso vómitos si el estómago no puede descender los alimentos.
La ingestión de alimentos contaminados o en mal estado también provocará problemas digestivos que han de cuidarse para que no afecten a otros órganos.
Por último, la preferencia de un tipo de alimentos puede favorecer la aparición de desequilibrios nutricionales. Por ejemplo, en casos de vacío de Yang de bazo-estómago deberían evitarse los alimentos de naturaleza fría que provocarían dolor abdominal o diarreas.
Por ello, se ha de encontrar el equilibrio entre las diferentes naturalezas de los alimentos (fría, fresca, neutra, tibia y caliente) y los cinco sabores que tonifican los cinco órganos (sin excederse para no dañar al órgano correspondiente). Los cinco sabores tienen la relación siguiente:

  • El ácido va ligado al Hígado
  • El amargo va ligado al Corazón
  • El dulce va ligado al Bazo
  • El picante va ligado al Pulmón
  • El salado va ligado al Riñón

4) Fatiga, surmenage y cualquier tipo de excesos
Esta causa de enfermedad se refiere a cualquier fatiga o exceso, que puede ser físico, mental, sexuales u otros.
Como se suele decir, los excesos son malos, de forma que dañan a la energía y a los diferentes órganos:

  • Mirar durante mucho tiempo daña al Hígado
  • Caminar durante mucho tiempo daña al Hígado (tendones)
  • Estar sentado mucho tiempo daña al Bazo
  • Estar de pie mucho tiempo daña al Riñón (huesos)

En el caso de fatiga mental, los órganos más perjudicados son el corazón y el bazo. En este caso la fatiga provocará palpitaciones, insomnio, sueños abundantes, distensión abdominal, anorexia y heces pastosas o gases.
En el caso de excesos sexuales o cualquier exceso que agote la energía, el organismo acudirá a la fuente original: a los riñones que son el reservorio del Jing. En este caso se tenderá a deteriorar la buena salud y la vitalidad general del organismo. En particular pueden aparecer vértigos, problemas de oído, lumbalgias o debilidad en las rodillas.

5) Tan-Yin (flema – humedad)
El Tan y el Yin son productos patológicos que se producen en el cuerpo debido a desequilibrios en el metabolismo de los líquidos orgánicos. En esta función de transformación energética intervienen diversos órganos: el pulmón desciende los líquidos, el riñón que los controla y vaporiza, el triple recalentador que sirve de vía para el transporte y evacuación y el hígado que regula el libre movimiento de la energía (Qi Ji) que hace que circulen. Por tanto, si alguna de estas funciones no se desarrolla correctamente habrá estancamiento de la energía y/o acumulación de líquidos (humedad) y frío (el agua es fría).
Se dice que el Tan o flema es la causa mágica de todas las enfermedades, pues sigue la circulación de la energía. En cambio, el Yin o humedad se localiza en los órganos o partes del cuerpo que requieren cierta humedad: intestinos, estómago, tórax, hipocondrios, piel y músculos. En función de los síntomas y ayudados en el diagnóstico del pulso y la lengua se identificará cuál es la causa de la flema o humedad.

6) Equimosis o éxtasis de sangre
Esta causa se enfermedad se refiere a un desequilibrio en la circulación de la sangre. Esto puede deberse a un estancamiento de la energía que hace que la sangre se estanque; un vacío de energía que no puede impulsar la sangre por el organismo; el frío, el calor u otras causas que en general alteren la circulación sanguínea.
En general la equimosis provocará dolor fijo e intenso allí donde haya estancamiento de sangre. También habrá hinchazón que resulta dolorosa al presionar. Si hay obstrucción de los vasos sanguíneos puede haber hemorragias. En la cara pueden verse colores violetas o negruzcos, la lengua estará roja oscura y los labios y uñas violáceos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s