30 versos para la felicidad

30 versos que formen parte de la historia y sean el ancla de los años
30 veranos para recordar lo que fui, lo que soy y lo que quiero ser
30 amaneceres para reafirmar que todos los días sale el sol
30 ríos que arrastren vida a lo largo de su trayecto hacia el ancho mar
30 mares en los que depositar aquello que ensanche y contagie el buen humor
30 árboles de la vida que reflejen el crecimiento interior, expandiéndose como sus ramas hacia lo más alto
30 mariposas que vuelen libres y den color a mi jardín
30 vientos que ahuyenten los miedos que frenan el paso en el camino
30 motivos para seguir luchando cada día como si fuera el último
30 medicinas que curen mis heridas y las cicatricen a pesar del dolor
30 lágrimas que se lleven la melancolía, la rabia y la indecisión para que reine la alegría que armonice la energía
30 caricias con las que derretir las distancias que a veces nos separan
30 velas que iluminen el sendero de la verdad
30 gotas de sudor por cada esfuerzo que fue necesario para llegar a estar donde estoy hoy
30 montañas que escalar, con tesón, y desde las que contemplar el paisaje tras el ascenso
30 silencios con los que aprender a meditar y escuchar la voz interior
30 sonrisas que venzan los días muertos
30 granos de arena para construir una pirámide vital firme sobre la que seguir apoyando recuerdos
30 oportunidades para cambiar lo que me vacía y encontrar el amor que me llene todos los días
30 miradas que reflejen la esperanza y las ganas de vivir con las que conquistar corazones
30 lirios que contengan la pureza del alma que anhelo ser
30 soles que templen mi espíritu y reaviven mi humilde corazón
30 estrellas que orienten mi destino y me guíen cuando, en medio de la noche, no sepa encontrar el norte
30 abrazos con los que compartir energía positiva y tejer los lazos de la amistad
30 ocasos con los que dejarse llevar y disfrutar del éxito conseguido
30 “te quiero” para cada ángel que vino a socorrerme cuando no lo merecía
30 huellas que dejar en la arena para que otros puedan seguirlas
1 única voz interior que me ayude a crecer y ser quien quiero ser
1 alma con la que compartirlo todo y hallar el equilibrio
1 vida que seguir llenando de momentos de felicidad

Madroñal...blanco y negro

Recuerdo de tantas noches, contemplando las estrellas, sonriendo, compartiendo, dejando que las horas pasen sin que nada más importe que el ahora. Ojalá pudiera repetir aquellos momentos, en cualquier lugar, con otro cielo, con otras risas, con otros abrazos, pero con el mismo espíritu y la mirada de quien es… feliz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s