7 de la tarde, 5 de agosto

Siete de la tarde, cinco de agosto.

Siento que se empieza a escribir la página más dura de mi historia, pero también la que dará pie a una nueva etapa que hace tiempo me resisto a empezar.

Suspiros que reúnen las energías para llevar a cabo lo que se pide.

Mirada perdida que busca sostén.

Verano tímido que pasará buscando su tesoro, su libertad.

Prisionera de los designios de su responsabilidad impuesta será, por fin, maestra de su felicidad.

camino_luz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s