Una puerta al interior desde el lago

Silencio.

Camino en silencio junto al lago. Sólo se escucha la paz de las primeras horas de la mañana, la brisa que mueve las hojas de los árboles y las flores del jardín y los pajarillos que cantan y revolotean cerca. Junto al lago, la vida parece ajena a la conquista de la civilización y la necesidad de vivir en la ciudad.

Aquí se respira paz. La gente disfruta rodeando el lago con la bici, paseando, tomando el sol en un campo verde cercano, pedaleando por el lago en barca, navegando… Hay tantas cosas que hacer cerca del lago, que sin darte cuenta desconectas del mundo para conectar contigo mismo porque decides qué quieres hacer.

Reina la armonía cuando todo encuentra su equilibrio. He encontrado una puerta al interior desde el lago y no deseo dejar de atravesarla. Es momento para estar en calma y, desde el banco solitario, mirar al frente y observar. Aprender a veces es un ejercicio de autocrítica y contemplación. Y encontrando la paz, se halla el camino para retomar la vida que se anhela, reorientando el rumbo.

lago_agosto13

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s