Multiplicando alegrías

Antes de retirarme a descansar después de un día entretenido de trabajo, quiero dejar una pequeña reflexión que acabo de hacer.

En estas fechas, desde muy pequeños, toca comenzar con ilusión un nuevo curso escolar. Aún recuerdo el parvulario con cierta nostalgia. Las cuatro pequeñas clases del cole que estaba al lado de casa de los abuelos. Las escaleras que subían a las clases de los mayores y por las cuales rodé cuando me llegó el momento tras un empujón para bajar al patio. Aquel patio de chinitas que se te colaban en los zapatos de tanto corretear y saltar y jugar… y disfrutar.

Eran tiempos en que todo era novedad y saber aprender era una inversión de futuro. Entonces y siempre las matemáticas podían empezar a ser un caballo de batalla o un amigo ideal que te acompañara toda la vida. En mi caso tuve la suerte de tener la segunda vía. Aprender jugando con aquellos números de cartón, sumar y restar… ¡Aún lo recuerdo! Y después llegó el momento de multiplicar. Me sonrío porque ahora descubres que para conseguir que los niños de hoy se aprendan las tablas de multiplicar puedes poner adornos, dibujos y colorines alrededor de los numerillos que realmente son lo importante. ¿Por qué no? ¿Por qué no hacerlo si ello hace que la lección se interiorice mejor y con mayor naturalidad?

Ahora, viendo esas plantillas, sonreía porque cada día descubro que es necesario dedicarle tiempo a hacer que el corazón sonría. Y hoy dos grandes personas me han hecho sonreír mucho. Y, aunque ellas quizás no lo saben, cogería un avión imaginario para ir a su lado y abrazarlas. Porque no hay nada más hermoso que sentir cercano a alguien que no está y vivirlo como si estuviera. Porque la vida es simple y con tan poco somos capaces de entregar tanto por los demás. Porque multiplicar la alegría es el mejor camino para dejar huellas que alguien pueda revivir. Porque aquello que no se comparte no es capaz de brillar con toda su energía ni mostrar todo su esplendor.

Cohetes tras la ventana. Quizás fin de fiestas. Quizás, es la celebración final del día para recordar que multiplicando alegrías todo se ve más bonito. ¡Buenas noches a todos!

pantera_rosa_alegre

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s