Ahora ya empiezo a entender que las cosas importantes están detrás de la piel

Hoy tuve un encuentro casual, pero que me hizo resurgir mi energía. Volvía a casa en el metro, me despisté y puse música, pero algo me hizo mirar en el vagón y descubrir a mi profe de shiatsu. ¡¡¡Qué sorpresa!!! Si además, ¡acababa de practicar con un compañero!

Es curioso cómo cambia la vida cuando dejas que las personas toquen tu corazón. Cuando dejas que todos tus sentidos y tu interior se acerquen a personas cargadas de energía, de alma y te conviertes en una esponja de aquello que te enseñan, que te dan, que observas. Eso… no tiene precio.

Lo cierto es que el shiatsu se está convirtiendo en un gran compañero y una ayuda fundamental para equilibrar el día a día laboral y ese crecimiento personal que considero imprescindible para crecer como persona. Es curioso sentir que te falta algo tan maravilloso como practicar. Ése es el quid de la cuestión: practicar.

Cuando empecé a estudiar acupuntura, pensé que lo importante era la práctica. Quizás sí, pero todo a su debido momento. Primero había que cambiar el chip occidental por una visión más holística del ser humano y la búsqueda de los desequilibrios en la raíz del problema, no a pensar que los síntomas son el problema en sí. Pues bien, ahora con un poco de conocimiento, empiezo a entender que es necesario conocer para poder explicar qué pasa cuando hay ciertos desequilibrios orgánicos. Puedes sentirlo en tu propio cuerpo y así, asimilar qué prácticas debes aplicar para reorganizar todo y conseguir la vuelva al equilibrio.

Con shiatsu he seguido descubriendo que la sociedad occidental pierde oportunidades para desarrollar el potencial humano que hay. Que las terapias naturales son un mundo que empieza a descubrirse y que somos demasiado incrédulos a veces para saber que lo bueno no está reñido con lo justo (que no caro). Que las cosas importantes están detrás de la piel, de la dedicación y el cariño que se pone para conseguir los sueños y hacerlos realidad. Que la vida hay que saber exprimirla y, poco a poco, las nieblas que durante algunos momentos aparecen se disipan en el momento más inesperado y permiten divisar el esplendor del horizonte.

atardecer_nubes_sep13

         Ahora sí, parece que ya empiezo a entender, 
         las cosas importantes aquí 
         son las que están detrás de la piel.

         Y todo lo demás,
         empieza donde acaban mis pies,
         después de mucho tiempo aprendí 
         que hay cosas que mejor no aprender. 

         El colegio poco me enseñó,
         si es por esos libros nunca aprendo
         a coger el cielo con las manos,
         a reír y a llorar lo que te canto, 
         a coser mi alma rota,
         a perder el miedo a quedar como un idiota.
         Y a empezar la casa por el tejado 
         a poder dormir cuando tú no estás a mi lado.
         Menos mal que fui un poco granuja 
         todo lo que se me lo enseñó una bruja. 

         Ruinas…. ¿No ves que por dentro estoy en ruinas? 
         Mi cigarro va quemando el tiempo, 
         tiempo que se convirtió en cenizas. 

         Raro… No digo diferente, digo raro. 
         Ya no sé si el mundo está al revés 
         o soy yo el que está cabeza abajo.

         El colegio poco me enseñó,
         si es por esos libros nunca aprendo
         a coger el cielo con las manos,
         a reír y a llorar lo que te canto,
         a coser mi alma rota,
         a perder el miedo a quedar como un idiota.
         Y a empezar la casa por el tejado
         a poder dormir cuando tú no estás a mi lado.
         Menos mal que fui un poco granuja
         todo lo que se me lo enseñó una bruja. 

La casa por el tejado, de Fito y los Fitipaldis

Anuncios

3 pensamientos en “Ahora ya empiezo a entender que las cosas importantes están detrás de la piel

  1. Paz Wharton dice:

    Realmente me gustó saber que tras el autor de este blog, hay alguien que aprendió acupuntura y shiatsu.

    • esfelicidad dice:

      Gracias Paz. Las terapias naturales, y de momento la acupuntura y el shiatsu, me están descubriendo un mundo maravilloso por el que vivir. Porque además de poder brindarme la oportunidad de cambiar de vida -para vivirla de verdad-, me están sirviendo para volver a encontrar esa voz interior que vive en lo más profundo de cada persona y que todos deberíamos ser capaces de escuchar. Ojalá mis palabras sirvan para que algunos, o muchos, vuelvan a escucharla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s