Temporada de cambios (1)

“En tiempos de cambio, quienes estén abiertos al aprendizaje se adueñarán del futuro, mientras que aquellos que creen saberlo todo estarán bien equipados para un mundo que ya no existe.”

Eric Hoffer

Ya es tarde y debería descansar, pero hoy necesito escribir cuatro líneas para después soñar…

El cambio, ese es el punto en que me encuentro y por ello – excusas aparte – apenas tengo tiempo para escribir como se merece este lugar. Digamos que llegó el momento de invertir ese tiempo para que los tiempos futuros sean más prósperos. Pues como dije a un amigo esta tarde, aunque muchos no crean es los resultados a largo plazo, quien siembra, algún día recoge un fruto maravilloso.

El ser humano tiende a buscar los resultados inmediatos en pos disfrutar del viaje de cualquier tarea que lleve a cabo: elaboración, maduración y resultados. Al fin y al cabo, en su justa medida casi todo se reduce a estas tres etapas, que tienen igual importancia para conseguir un resultado óptimo. La cuestión es que si quitamos alguna de ellas del proceso o minimizamos nuestro esfuerzo de una o varias etapas… el resultado puede ser no deseado y, por supuesto, más pobre.

Dicho lo anterior, me sorprende la enorme cantidad de gente que aún hoy en día se deja llevar por el todo es urgente, por el impulso de la prisa sin sentido. Todo para tener “pan para hoy, hambre para mañana”. Absurdos que se materializan a cada instante por la falta de voluntad, por la falta de sentido de aquellos que confían en este mundo material y que no son capaces de preocuparse de vivir. Gente que pasa los días de su calendario lanzando una patada para adelante… sin más.

A veces deseas cambiar el mundo, pero el mundo se resiste. Entonces te das cuenta que lo mejor es que inicies el cambio por ti mismo y que el resto, si ha de llegar, ya llegará. Porque no merece la pena perder el tiempo luchando contra gigantes si aún no has empezado por cambiar al gigante que vive dentro de ti y te impide renovarte y renacer.

Quiero aprender… Quiero aprender de una de las personas que más me da con su presencia, a pesar de que apenas nos vemos. Pero creo que ya es hora de ponerlo en su sitio, más cerca de mi. Tener cerca al maestro y aprender de él cómo ayudar a las personas a sanar su mente y también su cuerpo. Quiero escuchar a ese yo que hace tiempo que empezó a resurgir, pero que aún andaba entre biombos, ocultándose por miedo al rechazo. Ahora, toca escuchar al corazón, puesto que será un placer abrir, por fin, las puertas a una libertad que hace tiempo que añoro.

Aún es pronto, pero comienzan a ponerse los primeros ladrillos para construir una nueva vida… para vivir de verdad.

amanecer_ene14

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s