No me canso… de amar

No me canso de sentir que el amor mueve montañas y enaltece la vida. Que sin él, el día es más gris, solitario, e indigesto. Que con él, las sonrisas crecen y se contagian para que la energía no se estanque.

No me canso en los días desbocados de intolerancia de esperar tiempos mejores. No me canso de pensar que mañana cambiará la suerte y el día que amanece triste tornará en alegre con la sonrisa que generan los buenos recuerdos, la ilusión y la esperanza en vivir cada presente. No me canso de querer ser mejor cada día, aunque haya que luchar contra corriente y ser extraño en una bandada que no entiende de ser libre y volar, simplemente por el disfrute de hacerlo.

No me canso de mirarte a la cara, amor, y confiar en tus latidos. No me canso de esperarte y anhelarte en los días tintados por el desánimo o en aquellos que querría compartir alegrías, pero he de conformarme con la ausencia de tu presencia. No me canso de amarte en la cercanía o en la distancia y abrazarte siempre con el mantra que más dentro siento: “te quiero“.

tarde_trabajo_mayo14

         Estoy desnudo al amanecer
         en este último piso abuhardillado
         no se si ponerme a cien
         o darme una tregua en el lavabo.
         No tengo dinero para el tren
         que me lleva a tu barrio.
         Necesito aire en el pulmón
         del cielo de tus labios.
         La ventana a cedido al sol
         que me aporta calor y algo de pena.
         No queda nada de alcohol,
         ¿quién fue ese cristo en la última cena?
         No sé si mandarte una postal
         tatuada de ilusiones
         o alucinarme un carnaval
         lleno de pasodobles.

         Mi corazón badea popa,
         no sé dónde está mi ropa,
         la habré perdido junto al miedo.
         No me canso
         de quitarme el sombrero
         cuando llueve por mojarme las canciones.
         Y no me daré cuenta
         que en esta puta vida
         que lo que yo quiero
         es rellenar tus rincones.
         No me cansoflores_mayo14
         de mirarte a la cara,
         no me canso
         de vivir en escenarios
         y no hay más adversarios
         que nosotros de espaldas,
         que el amor son tres flores
         que se riegan a diario.

         Las pupilas ya sacian su sed
         y son sobre tu espalda enredadera.
         Invento el color también
         de las vocales con sabor a fresa.
         Visitar a la tarde en el azul,
         ángel de luz de cárcel,
         la alma arde y no estás tú
         y se hace menos tarde.
         La ventana prescindió del sol
         que va de migración hasta mañana.
         Ya llegó la ansiada luna
         que nunca nos evita las miradas.
         Hay un paraíso en cada piel
         y un dios en cada hombre.
         Yo sigo poniendo en el sofá
         cojines de canciones.

         Mi corazón badea popa,
         no sé dónde está mi ropa,
         la habré perdido junto al miedo.
         No me canso
         de quitarme el sombrero
         cuando llueve por mojarme las canciones.
         Y no me daré cuenta
         que en esta puta vida
         que lo que yo quiero
         es rellenar tus rincones.
         flores2_mayo14No me canso
         de mirarte a la cara,
         no me canso
         de vivir en escenarios
         y no hay más adversarios
         que nosotros de espaldas,
         que el amor son tres flores
         que se riegan a diario.

No me canso, de Carlos Chaouen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s