Como un padre

La vida nos sorprende, si queremos, cuando menos lo esperamos. O a veces llevamos tanto tiempo esperando que ya es la normalidad la que nos acontece. Lo cierto es que en ocasiones parece que hemos perdido la capacidad de ver los cambios que ocurren a nuestro alrededor. Perdemos la capacidad de curiosear, la de investigar, la de intuir, la de dejarnos llevar y a veces la de querer. Y cuando la realidad nos ofrece eso… pueden surgir los miedos que nos hagan agazaparnos y pensar que no debemos cambiar nada porque quizás sólo sea un sueño.

Tendemos a protegernos, a escudarnos en nuestro yo a prueba de mentiras, de gritos y de golpes. Pero eso que nos defiende, nos impide conocer mundos increíbles, almas gemelas cargadas de energía positiva que nos acompañan en este camino de la vida.

Hace semanas que alguien camina a mi lado, más cerca. Hace meses que lo conozco, pero apenas sabía de él lo que enseña un iceberg de sí por encima del nivel del mar. No sé si el azar o el destino estaban buscando este regalo para ponerlo delante de mis ojos. O fueron nuestros pasos, que quisieron descubrirse y saber si eran buenos compañeros de camino. Lo cierto es que me has sorprendido y has despertado dentro de mí tantos recuerdos como miedos y deseos. Y es por ello, que me siento pequeña a tu lado, feliz, pero indefensa porque aún hay una barrera entre los dos, que sólo tú puedes dejar caer.

Eres misterioso, te lo he dicho. Lo sé porque yo también lo soy, cuando quiero serlo. Y es el misterio y la falta de respuestas las que me inquietan. Las que me hacen llorar por y emocionarme por pensar que soy egoísta por desear que escuches mis palabras y les hagas caso. ¿Quién soy yo para pedirte algo importante si acabo de llegar a tu vida? ¿Y quién eres tú para ser egoísta y no escuchar a las personas que te quieren y desean gozar de tu presencia cuanto más tiempo mejor?

No sé si tengo o no motivos para abrirte mi corazón así, como un libro abierto que puedes guardar y leer cuando quieras. O tirar a la basura o deshojar según antojo. Probablemente no sea nadie para pedirte que, aunque sólo sea una vez, me escuches, sientas y te dejes llevar después por lo que tu corazón te dicte.

T’estimo… com a un pare. Y sé que no tengo derecho a sentirlo. Que nadie puede cambiar esa figura y tengo mucho que agradecer al mío. Pero en mi soledad, la que me ha tenido lejos de casa tanto tiempo, siempre ha habido alguna figura que me ha acogido, querido y protegido y que se ha preocupado por mí. Ahora tú has cogido el testigo y con tu sensibilidad has despertado a la niña que buscaba cariño y se ocultaba en un rincón huyendo de la soledad.

Mientras yo trataba de cuidarte para recomponer tus pulmones, tú has limpiado la corteza que protegía mi corazón. No eras tú quien me necesitaba, si no yo, que ando vagabunda por ser demasiado responsable y coger las piedras del camino que otros dejan para convertirlas en arenilla que sea menos molesta en el camino.

Es posible que tengas razón. Soy yo la que no te escucha suficiente entre líneas. Es posible que pasar con el carro por encima no sea la mejor idea siempre, pero sirva para devolverme el respecto que algunos se han olvidado. Es posible que no haya ganado monedas de oro como algunos creen, mas si no consigo hacer real aquello por lo que la vida sigue, entonces no habrá merecido la pena vivir así.

Así que necesito volar… Y sentir de nuevo el calor que temple el espíritu y lo mantenga con su frescura, sin enturbiarlo. Sólo necesito llenar mi saquito de amor.

vuelo_aves_mar15

If you leap awake in the mirror of a bad dream
And for a fraction of a second you can’t remember where you are
Just open your window and follow your memory upstream
To the meadow in the mountain where we counted every falling star

I believe a light that shines on you will shine on you forever
And though I can’t guarantee there’s nothing scary hiding under your bed
I’m gonna stand guard like a postcard of a golden retriever
And never leave ‘til I leave you with a sweet dream in your head

I’m gonna watch you shine
Gonna watch you grow
Gonna paint a sign
So you’ll always know
As long as one and one is two
There could never be a father
Who loved his daughter more than I love you

Trust your intuition
It’s just like goin’ fishin’
You cast your line and hope you get a bite
But you don’t need to waste your time
Worryin’ about the market place
Try to help the human race
Struggling to survive its harshest night

I’m gonna watch you shine
Gonna watch you grow
Gonna paint a sign
So you’ll always know
As long as one and one is two
There could never be a father
Who loved his daughter more than I love you

I’m gonna watch you shine
Gonna watch you grow
Gonna paint a sign
So you’ll always know
As long as one and one is two
There could never be a father
Who loved his daughter more than I love you

Father and Daughter, de Paul Simon

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s